maria bilbao

A lo largo de los días no puedo abstraerme de las imágenes y noticias sobre la invasión de Ucrania. Es imposible no dejar de pensar en la vida tan dolorosa, inhumana, de sus habitantes que malviven en las ciudades destruidas, condenados a bajar al subsuelo de la tierra y vivir en corredores infrahumanos con el sonido de fondo de las alarmas, y las bombas cayendo sin cesar. Tantas personas inocentes que han perdido la vida serán recordadas como víctimas del genocidio perpetrado por Putin y su ejército en los comienzos del siglo XXI.

Leo una entrevista al psiquiatra Luis Rojas Marcos en La Voz de Galicia del 26 de abril. Luis Rojas Marcos vivió en primera línea el atentado del 11-S cuando dirigía el Sistema de Hospitales de la ciudad de New York. Al preguntarle sobre Putin, dice: “Yo no puedo comentar la salud mental de Putin porque no lo…

View original post 292 more words